Amigdalitis

Amigdalitis

La amigdalitis se refiere a la inflamación del tejido linfoepitelial, mejor conocido como amígdalas, es decir las masas de tejido que se sitúan a cada lado de la garganta. Cuya función es prevenir infecciones provocadas por los gérmenes y bacterias que pueden ingresan por la boca y nariz.

Esto significa que las amígdalas son órganos defensivos o de defensa, que actúan como una especie de barrera para los microbios. La cual se encuentra estratégicamente ubicada al inicio de las vías aéreas y digestivas del cuerpo.

Junto con las adenoides, las amígdalas forman parte del sistema linfático e inmunitario. El cual se encarga de detectar los microrganismos extraños que ingresan en el organismo, para activar las defensas del cuerpo. Como la producción de linfocitos, y de anticuerpos específicos.

Las amígdalas, también llamadas anginas, se inflaman durante esta afección, causando molestos síntomas. Entre estos dolor de garganta, dificultad para deglutir, sensibilidad en los ganglios que se sitúan a los lados del cuello, fiebre y mal aliento.

Las amígdalas actúan como barrera para los microbios, pero también simbolizan comunicación y creatividad. | Foto Pixabay

Significado emocional de la amigdalitis

Las amígdalas funcionan como filtros, por los que pasa todo aquello que circula por tu garganta. La cual simboliza la creatividad y la comunicación.

Cuando experimentas dificultades para tragar, de alguna manera inhibes tus emociones y también tu creatividad. Probablemente estés viviendo una situación oprimente que te ahoga, pero sobre la cual te reservas tus sentimientos de ira y frustración.

Por lo tanto, el bloqueo de estas emociones negativas te impide expresar de manera asertiva cuáles son tus verdaderos deseos o necesidades.

Cuando “tragas” una irritación de gran intensidad, tus filtros, que son las amígdalas no pueden gestionarlo todo y se manifiesta la molestia física.  

Tal vez te interese leer: Origen emocional de las enfermedades

Si estás sufriendo amigdalitis o la padeces con frecuencia, es posible que sientas miedo por no poder alcanzar un objetivo muy importante para ti. Tal vez te invada la sensación de que se te escapará un logro cuando estás a punto de conseguirlo y no podrás disfrutarlo, o no del todo.

La inflamación de las amígdalas también se manifestará cuando te sientes incapaz de expresar tus pensamientos y sentimientos hacia los demás.

En el caso de los niños, en los que es más frecuente la amigdalitis que en los adultos, es común que se deba a que, todavía no son muy conscientes sobre los acontecimientos a su alrededor y se frustran con mayor facilidad al no tener lo que desean.

Con todo esto podemos concluir que trabajar en la aceptación y la adecuada gestión de las emociones es muy importante para la salud, tanto física como mental. Por eso no dudes en solicitar la ayuda de un coaching emocional si quieres mejorar tu bienestar y desarrollo personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *