Enfermedad de Crohn

Enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn es una inflamación crónica del tracto intestinal. Es considerada una afección autoinmune, pues ocurre cuando el sistema inmunitario de una persona no reconoce el propio intestino y lo ataca de forma progresiva.

La enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte del tracto gastrointestinal, aunque es muy frecuente que se concentre en el íleon, es decir, en el último tramo del intestino delgado. Por lo que también se le llama ileitis.   

Aunque la medicina tradicional no ha encontrado una causa específica o concreta para la enfermedad de Crohn, considera que en su aparición intervienen factores de carácter genético, así como elementos ambientales que incrementan el riesgo de padecerla.

Esta enfermedad puede presentarse a cualquier edad, y los síntomas más comunes son la diarrea aguda, pérdida del apetito y de peso, fatiga, y fiebre. También pueden aparecer abcesos en el ano, oclusiones intestinales, fístulas internas y sangrado rectal en algunos casos.

Los tratamientos para la enfermedad de Crohn de la medicina tradicional, se enfocan principalmente en controlar o disminuir la inflamación del sistema gastrointestinal, aunque en la mayoría de casos no erradican la enfermedad.

Como complemento, algunas terapias alternativas, han demostrado ser muy eficaces para controlar la sintomatología y prevenir nuevos brotes de la enfermedad. Entre estas podemos mencionar la homeopatía, la acupuntura y las técnicas de relajación y meditación.

Desde el enfoque de la biodescodificación, la enfermedad de Crohn se relaciona con un conflicto emocional de miedo a perder la propia identidad. El cual aparece cuando se han vivido situaciones que se perciben como “sucias” o desagradables, generalmente en el plano familiar.

La enfermedad de Crohn se relaciona con un conflicto emocional de miedo a perder la propia identidad | Foto via Pixabay

Significado emocional de la enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn puede manifestarse como una forma de auto-castigo. El cual suele aparecer después de experimentar un intenso sentimiento de culpa por un largo período de tiempo.

Puede que te interese leer: Lo que debes saber sobre las emociones y enfermedades

Puede que tu estima esté severamente afectada. O te invada la sensación de no estar a la altura, o de ser una persona inútil, que no está en consonancia con su entorno, o no representa más que un cero a la izquierda.

Este desprecio hacia sí mismo o misma, te lleva a considerarte alguien inferior. Lo cual, sumado a una situación de carencia material o afectiva, puede desencadenar la idea de que se te ha quitado lo que te corresponde de manera repugnante.

Todo este torbellino de intensas emociones va calando en lo más profundo de tu interior, hasta convertirse en una dolencia física que, de alguna manera, te ayuda a recibir la atención que necesitas. La que sientes que te ha sido negada en el pasado.

Tu abdomen se convierte entonces en una especie de depósito de “basura” o energía negativa. Que está relacionado con situaciones que rechazas pero que permites, lo que termina causándote diarreas frecuentes.

Si sufres la enfermedad de Crohn también es posible estés en una intensa búsqueda de tu identidad personal o espiritual. Siendo la gravedad de la enfermedad el mejor indicador de hasta qué punto esto es importante para ti.

Encontrar la armonía de tu vida es una decisión personal esencial. Pues te permitirá sanar mental y físicamente, así como generar tu crecimiento y desarrollo personal. Puede que te parezca un camino difícil, pero vale la pena iniciar, especialmente con ayuda de un buen coaching emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *