cáncer

Tipos de Cáncer y Relación Emocional

Cada vez está más claro que las emociones repercuten sobre el funcionamiento del cuerpo. Estudios han confirmado que existe relación entre estados emocionales negativos y varias enfermedades comunes. Por ello es lógico suponer que lo mismo sucede con el cáncer.

Aunque se considera que el origen del cáncer se debe a factores químicos, físicos y biológicos, no podemos dejar de lado el aspecto emocional. Sobretodo porque este punto puede ser determinante para un tratamiento exitoso.

Como sabemos, se ha comprobado que los sistemas nervioso, endocrino e inmunitario están estrechamente relacionados. Siendo su acción conjunta y equilibrada la que se encarga de garantizar el correcto funcionamiento del cuerpo. Ya que le proporciona su capacidad defensiva y adaptativa.

Varias investigaciones han encontrado que estados emocionales estresantes o negativos como la ansiedad y la depresión, parecen tener un efecto adverso en el normal funcionamiento del sistema inmunitario. Haciéndonos por tanto vulnerables a diferentes enfermedades, así como también incidir en la formación y crecimiento de tumores.

El Dr. Pere Gascón, uno de los médicos españoles más destacados en la investigación acerca de la vinculación del sistema nervioso y el cáncer, identificó hace un par de décadas, un neurotransmisor gracias al cual se produce la comunicación entre el referido sistema y las células cancerosas.

A partir de estos hallazgos, que han sido el punto de partida para posteriores investigaciones, el Dr. Gascón asegura que, aunque cree que las emociones no causan el cáncer, hay evidencia importante de que ciertas emociones propician el estrés crónico. Lo cual crea un ambiente proinflamatorio que puede iniciar el proceso de la enfermedad.

Las emociones que derivan en estrés crónico propician un ambiente inflamatoria que puede desencadenar el cáncer | Foto de Andrea Piacquadio en Pexels

Tipos de cáncer y relación emocional según la descodificación biológica emocional

La Descodificación concibe las enfermedades como manifestaciones emocionales, e intenta identificar los motivos psicológicos para subsanar o aliviar el impacto que las cargas o conflictos emocionales provocan en nuestro cuerpo.

En la mayoría de los casos, el cáncer es atribuido a la genética o factores hereditarios, así como a causales ambientales como la manipulación de sustancias tóxicas, malos hábitos como el alcohol y/o el tabaco, exposición a rayos ultravioleta entre otros. No obstante, cabe preguntarse por qué personas con bajo riesgo de contraer la enfermedad la padecen, y otras con alto riesgo no.

La explicación desde el punto de vista de la descodificación biológica emocional, es la manera como cada persona enfrenta sus problemas. Es decir, la manera en la que los individuos viven y manifiestan o no sus emociones es determinante para que se desarrolle o no la enfermedad.

Quizá te interese leer: Lo que debes saber sobre las emociones y enfermedades

Según esta corriente de pensamiento cada vez más difundida, en los hombres, el cáncer de pulmón estaría relacionado con el miedo a la muerte. Mientras que al cáncer de estómago comúnmente se le asocia con dificultades para procesar o digerir algún acontecimiento o situación. El cáncer de hígado por otro lado, reflejaría temores suscitadas por las carencias económicas.

En las mujeres, el cáncer de mama estaría vinculado con la necesidad no satisfecha de dar o recibir protección, mientras que el cáncer cérvico uterino podría ser el resultado de frustraciones relacionadas con la sexualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *